• Es un espectro de trastornos caracterizados por un grave déficit.
  • Es un conjunto de síndromes (conjunto de anomalías) del desarrollo y el comportamiento. No es una enfermedad, es un trastorno complejo que limita la capacidad de comunicarse y desarrollar relaciones sociales. Este trastorno puede permanecer toda la vida.
  • Representa una crisis de salud global de gravedad creciente. Se dice que 1 de cada 100 personas es diagnosticada con este trastorno, 4 veces más frecuente en los niños que en niñas.
  • Según la O.M.S. por cada 10,000 no adultos puede haber 21 con autismo.
  • El color azul se ha transformado en un símbolo del autismo, representa de alguna manera lo que viven a diario las familias y las personas con este síndrome. A veces el azul es brillante como el mar en una tarde de verano y otras veces ese azul se obscurece como un mar en tempestad.
  • Las piezas del rompecabezas simbolizan la complejidad, el misterio y el enigma que genera este trastorno, sin que hasta ahora se conozcan las causas y la cura.

CARACTERÍSTICAS

Si detecta siete o más de éstas, es importante que lo evalúe un especialista.  La Fundación cuenta con especialistas para realizar una evaluación que permita ofrecer un diagnóstico diferencial.

  • Lenguaje nulo, limitado o lo tenía y dejo de hablar.
  • Presenta Ecolalia, es decir: repite lo mismo o lo que escucha.
  • Pareciera que no escuchara, no responde ni a su nombre, como si fuera sordo.
  • Manifiesta obsesión por los objetos.
  • Frente a los juguetes no muestra interés o hace uso inadecuado de los mismos.
  • Hay tendencia a poner en fila los objetos o apilarlos continuamente.
  • No ve a los ojos o evita el contacto visual.
  • Difícilmente juega y socializa con los demás niños(as).
  • Muestra un evidente desinterés por su entorno.
  • No obedece indicaciones ni sigue instrucciones.
  • Evita el contacto físico y difícilmente manifiesta su cariño.
  • Aleteo de manos.
  • Gira o se mece sobre sí mismo.
  • O se queda quieto, como hipnotizado.
  • Camina de puntitas.
  • No soporta ciertos ruidos o luces (ej. La licuadora).
  • Hiperactivo o muy pasivo.
  • Agresividad o autoagresión.
  • Obsesión por el orden y la rutina, no soporta el cambio.
  • Se enoja mucho y hace rabietas sin razón aparente.
  • Se ríe sin razón aparente.
  • Comportamiento repetitivo.
  • Para pedir algo, tiende a tomar la mano de alguien y dirigirla hacia lo que desea y/o necesita.
  • Patrones de conducta estereotipados, restringidos y repetitivos.

PREGUNTAS FRECUENTES.

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS?

Actualmente no se ha determinado científicamente las causas que originan y determinan esta condición.  Pese a que cada año se realizan diferentes investigaciones y estudios a nivel mundial, pero ninguno a la fecha brinda datos exactos y confiables.  Se dice que existe una combinación de factores genéticos y ambientales, pero nada se ha determinado.    Una mezcla de la naturaleza y la crianza (“nature and nurture”).

¿Él AUTISMO SE CURA?

Por el momento se dice que no existe un tratamiento que cure definitivamente, aunque sabemos que un diagnóstico e intervención precoz mejoran la calidad de vida y el pronóstico a largo plazo de los pacientes. Las personas afectadas por algún trastorno del espectro autista pueden aprender a realizar sin ayuda, numerosas actividades sí disponen de una educación adecuada. Es importante entender que, aún con el mismo diagnóstico, dos personas pueden actuar de manera muy diferente y tener capacidades distintas, por lo que su evolución tampoco será igual.  De ahí la importancia de un programa de intervención temprana.

Nos gusta pensar como ese papá… Dr. Bernard Rimland, con un hijo con autismo que se convirtió en pintor de éxito. Siempre afirmó que el autismo se puede curar.

De ahí que nos hemos dado a la tarea de implementar el Modelo Ambiental que ofrece una visión más esperanzadora para el pronóstico de nuestros niños y adolescentes.

¿CÓMO SABES QUE ES AUTISMO?

En el caso del autismo, el diagnóstico debe cumplir un criterio fundamental, que consiste en que el paciente presente síntomas que le dificulten desenvolverse en tres áreas distintas:

  1. La comunicación (verbal y no verbal, y especialmente el retraso en la adquisición del lenguaje o incluso la incapacidad de hablar sin que existan problemas físicos que lo impidan.
  2. La socialización, dificultades para interactuar con otras personas y falta de empatía.
  3. Y el comportamiento, su conducta es estereotipada y reiterativa, con resistencia a cualquier cambio. La edad de comienzo de los síntomas también orientará al profesional hacia un diagnóstico u otro.

A pesar de ello, en algunos casos los especialistas no se ponen de acuerdo en el diagnóstico y entonces hablan de un trastorno generalizado del desarrollo no especificado.

También tenemos que reconocer que cuando existen comorbilidades asociadas, tales como déficit de atención con o sin hiperactividad, epilepsia o discapacidad intelectual, el desarrollo del niño siempre es más lento y complejo, pero a pesar de eso, sí hay un desarrollo.

También sabemos que con una adecuada intervención los niños con autismo pueden desarrollar lenguaje, en algunos casos de forma muy importante y en otros casos llegan a tener un lenguaje de una calidad comunicativa suficiente para las actividades de la vida diaria, tan solo en casos muy concretos encontraremos una imposibilidad de desarrollar ningún tipo de lenguaje verbal, pero sí puede existir un modelo de comunicación.

¿CUÁLES SON LAS OPCIONES COMUNES DE TRATAMIENTO PARA EL AUTISMO?

No existe un único paquete de tratamiento que sea el mejor para tratar a todos los niños con autismo, cada caso es único.  Debemos destacar que es importante el tratamiento temprano y que la mayoría de las personas con autismo responde bien a programas especializados altamente estructurados. De manera que la opción que te ofrecemos propone una atención integral, con una visión sistémica del Modelo Ambiental, desarrollado en México por mexicanos y para mexicanos.

Mily Rodríguez